El mercado español de cloud pública superará los 5.000 millones en 2025

  • Noticias y Actualidad

cloud empleados

Las empresas no solo están moviendo sus cargas de trabajo desde entornos on-premise a la nube pública, sino que también buscan múltiples opciones de nube. La integridad, calidad, disponibilidad, protección de datos entre nubes, movilidad y resiliencia cibernética son las cinco capacidades principales que buscan las organizaciones.

Acelerar la migración al cloud es el principal paso que deben abordar las empresas para poder competir en este nuevo escenario digital actual. Pues bien, según el estudio “Potenciando la nube: cómo extraer todo el potencial de la nube en beneficio de su negocio”, realizado por IDC España con el patrocinio de OVHcloud y AMD, el mercado español de cloud pública alcanzará los 2.875 millones de euros al final de 2022, con una tasa de crecimiento anual compuesto del 21,9% entre 2021 y 2025, que conducirá a una facturación de 5.143 millones de euros.

La nube pública es el entorno más popular y común para implementar aplicaciones y servicios empresariales de una manera rentable, fácil de usar y escalable. Por ello, el segmento de PaaS crecerá un 32% en el periodo 2022-2025, por su impacto en el incremento de la agilidad y resiliencia empresarial. Sin embargo, las organizaciones no solo están moviendo sus cargas de trabajo desde entornos on-premise a la nube pública, sino que también buscan múltiples opciones de nube, ya sea pública, privada, híbrida, multinube o contenedores, en función de los requerimientos operativos y regulatorios de cada organización.

El 46% de las organizaciones españolas están invirtiendo así en múltiples estrategias de nube, asignando capacidades y recursos a través de múltiples nubes. Adicionalmente, el 32% busca una experiencia sin fricciones entre las múltiples nubes, sin preocupaciones sobre la ubicación de los datos y aplicaciones, y lo que es más importante, logrando el máximo impacto empresarial a través del acceso a los datos de forma segura, utilizando una amplia gama de recursos.

En este sentido, la integridad, calidad, disponibilidad, protección de datos entre nubes, movilidad y resiliencia cibernética son las cinco capacidades principales que las organizaciones buscan desarrollar para garantizar la resiliencia de los datos. Esto indica que casi todos los aspectos del ciclo de vida de los datos deben ser robustos para alcanzar dicha resiliencia.

Desde la perspectiva de gestión de datos, se requiere de una protección unificada en cloud que otorgue la capacidad de mover datos a través de entornos híbridos de múltiples nubes y la capacidad de recuperarse de ataques de ciberseguridad como el ramsonware. Si hablamos de estrategia de datos, las organizaciones buscan mejorar las capacidades, acceso, calidad y disponibilidad de los datos para garantizar la resiliencia de estos.

TAGS Cloud, Empresa