Las pymes españolas siguen rezagadas en tecnologías avanzadas, como la nube

  • Noticias y Actualidad

Profesion_TIC_pyme

La falta de una masa crítica de trabajadores con formación digital dificulta la integración de tecnologías digitales en las empresas españolas en general, y en pymes y microempresas en particular, que necesitan profesionales con competencias digitales para seguir desarrollándose y ser más competitivas en la economía digital.

España ocupa el puesto número 7 de los 27 Estados miembros de la UE en la edición de 2022 del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI). El país está logrando un progreso relativo y mejorando sus resultados en comparación con años anteriores, sobre todo en lo que se refiere a la integración de la tecnología digital (puesto número 11), así como en los servicios digitales públicos (puesto número 5) y en términos de capital humano (puesto número 10). Además, España es uno de los líderes de la UE en cuanto a conectividad y ocupa el puesto número 3 por segundo año consecutivo.

En cuanto a la dimensión del capital humano, España obtiene resultados relativamente buenos en habilidades digitales básicas, mientras que está por debajo de la media de la UE en lo que respecta a la proporción de especialistas y de titulados en TIC. La tasa de personas con al menos capacidades digitales básicas en España es superior a la media de la UE (un 64% frente a un 54%) y ha aumentado significativamente en los últimos años. Sin embargo, el porcentaje de especialistas en TIC con empleo en España es del 4,1 % en comparación con la media de la UE del 4,5 %.

La escasez de expertos digitales avanzados dificulta las perspectivas de crecimiento del país y limita la productividad, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas (pymes) y las microempresas. Varias medidas esbozadas en el Plan nacional de Recuperación y Resiliencia (PRR) de España apoyan la adquisición de habilidades digitales, especialmente para los empleados de las pymes. Se espera que dichas medidas, junto con otras iniciativas específicas en el ámbito tecnológico como la ciberseguridad o la inteligencia artificial (IA), reduzcan la brecha en el mercado laboral de los especialistas en TIC así como la brecha de género en este campo.

Pioneros en conectividad y servicios públicos digitales

En cuanto a la conectividad digital, España es uno de los países de la UE que mejores resultados obtiene. Sigue avanzando constantemente en el despliegue de redes de muy alta capacidad y está llevando a cabo reformas e inversiones estratégicas en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) para ayudar a alcanzar los objetivos de conectividad de la Década Digital y reducir la brecha digital entre las zonas urbanas y rurales. Respecto a la integración de las tecnologías digitales, el porcentaje de pymes con un nivel básico de intensidad digital y que utilizan las redes sociales es superior a la media de la UE.

En servicios públicos digitales, España ha sido tradicionalmente pionera y sigue poniendo en marcha nuevos servicios e infraestructuras para responder al rápido desarrollo de la tecnología y a las necesidades de las personas. España está comprometida con la modernización de la administración pública para hacerla más accesible para las empresas y el público en general, y está desarrollando de forma proactiva nuevos servicios, sobre todo en los ámbitos de la salud, la identificación digital, la ciberseguridad, las aplicaciones móviles y la integración de la IA en el sector.

No obstante, las empresas españolas siguen rezagadas en tecnologías nuevas y avanzadas, como la nube o los macrodatos. El Plan de Digitalización de las Pymes 2021-2025 ayudará a impulsar tanto la innovación como el emprendimiento disruptivo en el ámbito digital, junto con otras políticas y estrategias relevantes ya implementadas (por ejemplo, la estrategia España Nación Emprendedora y la Carta de Derechos Digitales) o en desarrollo (como la Ley de startups).