En tres años el 85% de las empresas habrá adoptado un enfoque ‘cloud-first’

  • Noticias y Actualidad

APM en cloud

La nube ya no es una opción. Las organizaciones ya lo han visto y, de algún modo, lo han probado, y en muy poco tiempo, casi todas lo habrán adoptado en cierta medida. Se prevé que el 95% de las nuevas cargas de trabajo digitales se implementarán en plataformas cloud nativas, frente al 30% que lo hizo en 2021.

Los ingresos del cloud a escala global no dejan de crecer y han cerrado 2021 con más de 400.000 millones de facturación. Este año se espera otro nuevo impulso, que lo situará en el entorno del medio billón de dólares. La incesante escalada, lejos de remitir, ha arreciado en los últimos años de pandemia y consumo digital in-house.

Como señala Factum, se está popularizando la expresión ‘cloud-first’ (primero la nube) en el mundo corporativo, como etiqueta rápida que viene a zanjar su planteamiento, y los analistas ya avanzan que en apenas tres años el 85% de las organizaciones habrá adoptado este enfoque. Se calcula que el 95% de las nuevas cargas de trabajo digitales se implementarán en plataformas cloud nativas, frente al 30% que lo hizo en 2021.

El cloud seguirá evolucionando, convertida en la plataforma preferida para ofrecer “todo como servicio” (XaaS). En concreto, muchas industrias están yendo hacia un proceso de TI basado en servicios, a través del cloud, y algunas utilizan un enfoque híbrido y multinube para mejorar áreas importantes de su negocio, como los costes o la estructura organizativa y el cumplimiento normativo.

El modelo XaaS empieza a ser clave para ciertas industrias, especialmente tras la pandemia y en el futuro se estima que seguirá al alza, con la necesaria coordinación y gestión de los servicios y datos en la nube, desde un único punto o plataforma.

Lo que está claro es que cloud ya no es una opción, es mucho más que eso. Las organizaciones ya lo han visto y, de algún modo, lo han probado. En muy poco tiempo, casi todas lo habrán adoptado en cierta medida y adaptarán sus procesos y recursos para que estén alojados en la nube y alcancen en ese ámbito su máximo rendimiento y alcance.