La nube híbrida destaca entre las tendencias TI que despuntarán en 2022

  • Noticias y Actualidad

2022 previsiones

El próximo año asistiremos a una consolidación de las tecnologías relacionadas con el trabajo a distancia, y a una menor dependencia del CPD para profundizar en modelos as a service. Tendencias como DCaaS y PCaaS empiezan a ser consideradas como opciones más que interesantes a la hora de externalizar casos de uso críticos para el negocio.

Si en 2020 la pandemia había supuesto que las empresas acelerasen sus procesos de transformación digital hasta límites insospechados, en 2021 hemos visto cómo las compañías han invertido recursos en asentar esos procesos, en madurarlos y pensar de qué forma pueden ayudarles no tanto a asegurar sus procesos de continuidad de negocio, sino también a mejorar su competitividad.

2020 y 2021 han demostrado que existen nuevas formas de trabajar. Se han acelerado procesos de transformación digital y en cierta forma, las empresas han “reinventado” su cultura corporativa. A la vez, tendencias tecnológicas que llevan años prometiendo mejoras en la productividad y en la competitividad de las empresas, han empezado en el último año a ofrecer resultados tangibles, como puede ser el caso de la Inteligencia Artificial, el machine learning y Big Data. También han terminado de madurar tendencias que llevan muchos años entrando por la puerta grande de las empresas, como el cloud computing.

Así las cosas, de acuerdo con las predicciones de consultoras como Deloitte o IDC, en 2022 asistiremos una consolidación de las tecnologías relacionadas con el trabajo a distancia, de otras como IoT, edge computing o 5G, pero también, a una profesionalización en la forma en la que se explotan los datos y una revitalización del Centro de Datos con más cloud. En este sentido, la modernización del hardware y de las aplicaciones heredadas llevarán a una apuesta aún mayor por las infraestructuras de nube híbrida.

En relación con esto último, para muchas empresas, modernizar sus sistemas legacy y realizar una transición hacia la nube híbrida ha supuesto un desafío difícil de afrontar. Y no porque no percibiesen las ventajas de contar con una infraestructura híbrida, sino por unos costes de migración que en ocasiones podían devorar el presupuesto de IT. En 2022 veremos cómo esto está a punto de cambiar, debido a que tendencias como DCaaS (centro de datos como servicio) y PCaaS (nube privada como servicio) empiezan a ser consideradas como opciones más que interesantes a la hora de externalizar casos de uso críticos para el negocio, apostando por modalidades de pago por uso para un hardware que tradicionalmente se ha encontrado en el core mismo del CPD.

Más información 

Cloud se ha convertido en la clave de las empresas que están abordando procesos de transformación digital y necesitan disponer de una infraestructura que les aporte la flexibilidad, la agilidad y la escalabilidad necesarias para crecer, al mismo tiempo que controlan los costes. Si quieres conocer cómo Linke, compañía de Syntax, especialista en migraciones de sistemas a la nube, puede ayudar a tu organización a conseguir los resultados que espera de este modelo, solo tienes que seguir este enlace