'Queremos seguir manteniendo la línea de crecimiento de doble dígito en 2021'

  • Contenidos adicionales

Chabier Sanvicente

A punto de finalizar 2020, en esta entrevista hablamos con Chabier Sanvicente, CEO y cofundador de Linke, quien hace un balance del año, tanto desde el punto de vista de tendencias como de los resultados obtenidos por su compañía, así como explica cuáles son las previsiones de cara a 2021.

A punto de acabar 2020, ¿cuál es el balance que hace del año y cuál es su valoración sobre cómo ha transcurrido el año?

2020 ha sido un año marcado por la pandemia y esto, como no podía ser de otra forma, ha afectado en todos los niveles. La COVID-19 ha obligado a todas las empresas a cambiar la forma de trabajar, pasando modelos en remoto con reuniones digitales. La consecuencia directa ha sido que las empresas han tenido que acelerar sus procesos de digitalización para ser capaces de garantizar su viabilidad.

Afortunadamente nuestro core de negocio se encuentra en los procesos de digitalización de empresas y nos hemos centrado en ayudar a las organizaciones a acelerar estos procesos a través de la migración a la nube de una forma rápida y ágil y mediante la implementación de aplicaciones nativas en la nube como las centralitas cloud o los asistentes de voz virtuales que les permiten llegar a más clientes, por citar algunos ejemplos.

¿Cuáles eran sus objetivos a principio de año?, ¿han variado a raíz de la pandemia?

A principios de año, nuestra hoja de ruta tenía unos objetivos muy claros que pasaban por seguir creciendo a doble dígito, consolidar nuestro proceso de internacionalización en los mercados que habíamos decidido iniciar actividades en años anteriores y poder diversificar nuestro negocio alrededor de la nube.

Podemos afirmar, muy orgullosos, que hemos sido capaces de mantener todos los objetivos que nos habíamos marcado, si bien es cierto que la situación que hemos vivido con la pandemia, sobre todo en la primera etapa del confinamiento, cuando la actividad se paralizó, ha provocado que todo se haya realizado a una velocidad más lenta de la esperada.

¿Cuáles son sus estimaciones de facturación para 2020?, ¿de qué manera se reparten sus ingresos entre el negocio local e internacional?

Hemos finalizado 2020 con un crecimiento por encima del 20% con respecto a 2019 y con una facturación de alrededor de los 11 millones de euros. De esta cifra, casi el 25% corresponde al negocio internacional. Ésta es una tendencia continua y creciente desde hace ya dos años.

¿Cree que este reparto se va a mantener el año que viene o la intención de su compañía es priorizar una determinada línea de negocio frente a otras?

 Con el proceso de internacionalización que estamos llevando a cabo aspiramos que en dos o tres años el porcentaje esté equilibrado entre negocio local y negocio internacional. Es decir, 50%-50%.

¿Cómo han evolucionado este año sus planes de expansión?, ¿tienen previsto realizar algún movimiento en este ámbito?

 Hace más de un año que iniciamos nuestro proceso de internacionalización con la apertura de negocio en dos países: Francia y Suecia. A pesar de la pandemia, el mercado francés ha sido capaz de consolidarse y está creciendo a buen ritmo, mientras que el mercado sueco, aunque ha tardado un poco más, ha explotado en la última parte del año.

Nuestra intención en 2021 es no abrir nuevos mercados debido a los efectos de la pandemia. El trabajo en remoto o las limitaciones a la hora de viajar hacen que el proceso de abrir un mercado, que requiere tener una presencia local muy importante, sea más complicado. Nuestra estrategia en este sentido es seguir apostando por los mercados en los que tenemos presencia y esperar a 2022 para poder continuar con nuestra estrategia de internacionalización. Una vez que la situación se haya normalizado, comenzaremos con la apertura de negocio en países europeos como puede ser Alemania o Reino Unido. 

En términos generales, ¿han cambiado las prioridades de las empresas en TI y, más concretamente, en cloud?

Las prioridades de las empresas no han variado tanto. Casi todas las organizaciones tenían, antes de 2020, en su hoja de ruta la transformación digital como un punto clave y prioritario, y la nube no deja de ser la plataforma que permite llevar a cabo dicha transformación digital.

En 2020 se ha acelerado el proceso. Es decir, la prioridad de digitalizarse que tenían los clientes, ha aumentado. Cloud era una realidad antes de la pandemia y este año se ha convertido en la única vía para que, en algunos casos, una empresa fuera sostenible.

Lo que vamos a ver en los próximos años es un crecimiento continuo y exponencial de su uso.

¿Cree que de cara al año que viene las prioridades de las empresas en relación a la cloud van a cambiar?

En los últimos dos o tres años, la nube ya estaba en un proceso de crecimiento continuo. Desde Linke prevemos que la situación que hemos vivido en 2020, con los graves efectos en la economía, y la necesidad de transformarse y recuperarse del impacto de la crisis, hará que las empresas aceleren todavía más su apuesta por la nube.

Otro eje de su estrategia es el desarrollo de soluciones que permiten aprovechar las inversiones empresariales en cloud. ¿Van a seguir apostando por esa línea?, ¿Va a haber novedades en 2021?

En la actualidad tenemos seis soluciones en el mercado, de las que dos están adquiriendo un peso muy importante y se están implementando en clientes a nivel global desde hace ya un par de años. Además, estamos en el proceso de desarrollo de una nueva solución, que nos gustaría empezar a comercializar a principios de 2021 y que creemos que va a tener una gran aceptación en el mercado debido a las novedades que incorpora.

Somos una empresa que cree firmemente en la innovación y vamos a seguir apostando la I+D y por la generación de soluciones siempre que creamos que éstas pueden aportar valor añadido a los retos que nos plantean nuestros clientes. 

¿Por qué se caracterizará la demanda de servicios cloud el próximo año?

 Si bien en 2020 ha habido una gran demanda de plataformas de herramientas colaborativas o de comunicación debido a la pandemia, también se ha producido una gran demanda de migración de aplicativos a la nube, así como de creación de soluciones digitales nativas en la nube que permitan a los negocios seguir con sus operaciones de una forma natural.

En Linke esperamos que en 2021 estas migraciones a la nube y estas creaciones de desarrollo en cloud no dejen de aumentar en cuanto a volumen. Probablemente esto se una a un mayor uso de herramientas SaaS que permitan a las empresas digitalizar sus modelos.

Finalmente, ¿qué objetivos de negocio se marcan para 2021?

Teniendo en cuenta que todavía vamos a tener que convivir gran parte de 2021 con la pandemia, el objetivo que nos hemos propuesto es seguir manteniendo los niveles de crecimiento que hemos logrado en 2020.

Vamos a trabajar para lograr una facturación de 13 millones de euros, lo que supondría un crecimiento de doble dígito y, por supuesto, todo esto se tiene que basar en el crecimiento internacional. También esperamos un aumento de los ingresos por la venta de soluciones propias a nivel global.  

Más información 

Cloud se ha convertido en la clave de las empresas que están abordando procesos de transformación digital y necesitan disponer de una infraestructura que les aporte la flexibilidad, la agilidad y la escalabilidad necesarias para crecer, al mismo tiempo que controlan los costes. Si quieres conocer cómo Linke, especialista en migraciones de sistemas a la nube, puede ayudar a tu organización a conseguir los resultados que espera de este modelo, solo tienes que seguir este enlace